Gestión de Identidad y Acceso

La Gestión de Identidad y Acceso (Identity and Access Management – IAM) es un conjunto de procesos, políticas y tecnologías diseñadas para garantizar que solo las personas adecuadas tengan acceso a los recursos adecuados en el momento adecuado y durante el período adecuado. En resumen, IAM se ocupa de garantizar la seguridad y la eficiencia en la administración de las identidades de los usuarios y su acceso a los sistemas y datos dentro de una organización.

Aquí hay algunos conceptos clave relacionados con la Gestión de Identidad y Acceso:

  1. Identidad: Cada usuario, ya sea una persona, un dispositivo o una aplicación, tiene una identidad única. Esta identidad se puede representar mediante credenciales como nombres de usuario, contraseñas, certificados digitales, tokens biométricos, etc.

  2. Autenticación: Es el proceso de verificar la identidad de un usuario. Generalmente se realiza mediante la presentación de credenciales, como una combinación de nombre de usuario y contraseña, huella dactilar, tarjeta inteligente, etc.

  3. Autorización: Una vez que un usuario ha sido autenticado, la autorización determina qué recursos específicos tiene permitido acceder y qué acciones puede realizar dentro de esos recursos. Esto se basa en los roles, permisos y políticas asignados al usuario.

  4. Gestión de credenciales: Involucra el manejo seguro y eficiente de las credenciales de los usuarios, incluidos aspectos como el almacenamiento, la gestión de contraseñas, el cambio de contraseñas periódicamente, etc.

  5. Gestión de accesos privilegiados (PAM): Es un subconjunto de IAM que se centra en controlar y auditar el acceso a recursos críticos y privilegiados dentro de una organización. Esto es especialmente relevante para cuentas con privilegios elevados, como administradores de sistemas.

  6. Single Sign-On (SSO): Una funcionalidad de IAM que permite a los usuarios acceder a múltiples sistemas o aplicaciones con una sola autenticación. Esto mejora la experiencia del usuario y la seguridad al reducir la necesidad de múltiples credenciales.

  7. Auditoría y cumplimiento normativo: IAM también implica la capacidad de auditar y registrar actividades de usuarios para cumplir con regulaciones y políticas internas y externas.

En resumen, la Gestión de Identidad y Acceso es fundamental para garantizar la seguridad, la eficiencia operativa y el cumplimiento normativo dentro de una organización al gestionar quién tiene acceso a qué recursos y bajo qué condiciones.

 
 
 
 

¡¡¡ NO TE LA JUEGUES !!!

La máxima seguridad es tu comprensión de la realidad

Suscríbase

¡No te pierdas nuestras futuras actualizaciones! ¡Suscríbase hoy!

©2024 DEFENSA DIGITAL.Todos los derechos reservados.