De paseo por Móstoles: Una entrevista con el conserje, el camarero y el quiosquero de mi barrio

Esta semana ha salido publicada la entrevista que me hicieron para El Mundo Gran Madrid, la sección “Diarios de Barrio”, donde se recogen historias de esos que nos hemos criado en los barrios de Madrid. Para mí fue un día muy bonito, y la verdad es que el vídeo de la mañana, que ha quedado de más de 15 minutos de duración está divertido.
En este paseo por Móstoles visité primero mi Instituto de Bachillerato “Móstoles VII”, que luego se rebautizó como “Ana Ozores” y hoy en día se ha integrado en el llamado “Juan Gris”. Estuve un rato por allí, en la cafetería, y charlando con Miguel, el conserje que lleva allí toda la vida. 
En ese IB he pasado muchas horas, porque luego además hice mi Voluntariado Social, cuando existía la mili y los que no queríamos ir teníamos que hacer trabajos sociales. Además, hace años conté la anécdota de cómo, gracias a saber informática, conseguí que me movieran los papeles. La historia la tienes en el artículo de “Prometo estarte agradecido” que escribí en 2008.
Luego visitamos por fuera el antiguo Colegio Público Fausto Fraile donde hice 1º de EGB, luego pasamos por delante del C.P. León Felipe donde hice 2º de EGB, hasta aparcar enfrente del Colegio Público Pablo Sorozabal, donde cursé de 3º a 8º de EGB. 
Para ir después a la Cafetería La Flecha, donde además de estudiar muchas horas durante mi época de Universidad, pero también dónde decidimos crear Rodol y yo nuestra querida Informática 64, y que os conté en el artículo: “Vamos a montar una empresa. Ni de coña.
Luego fuimos a mi barrio de La Loma, para ir a ver a José el quiosquero donde compraba cómics – ojeaba más que comprar que la economía era la que era -, los periódicos y las revistas de ordenador. Aún sigue ahí en mi barrio, aunque tras la reforma del parque lo movieron de sitio. El quiosquero sigue siendo José.
También pasamos a tomar un café en la cafetería Pianca de mi querido Luís, que antes de emprender y montar esta cafetería, había sido uno de los que me ponía los cafés uno tras otro para que yo estudiara en La Flecha.
Y por supuesto, fuimos a buscar los locales que eran en su momento la Academia Rus, de la que tantas veces os he hablado. De aquel local oscuro donde por primera vez me topé con un ordenador de 8 bits para aprender de eso del futuro. Aunque no os lo creáis, detrás de esa puerta (que era muy similar cuando yo tenía 12 años), se guardaban los ordenadores. 
Luego se cambiaría de local a detrás de la Calle Libertad, pero este fue el primer sitio donde yo toqué un ordenador con mis dedos en mi vida. Donde hice mi primer programa, justo al lado de la sede de la Asociación de Vecinos de La Loma. Y por supuesto, ya que estaba por allí, me encontré con mis vecinos, como el Señor Antonio, que aquí está conmigo dándome cariño. Él me conoce desde que nací.
Pasaron muchas más cosas en esa mañana donde yo me llevé mi gorro por el barrio – no lo suelo hacer -, pero si quieres conocer más de mi Móstoles y mi infancia esos años mientras me formaba como persona, este vídeo y la entrevista te pueden dar buenas pistas
Además, aprovecho para dar las gracias al periodista y el fotógrafo que son dos tipazos de aupa y me lo pasé genial con ellos paseando y charlando por Móstoles.
El pájaro este de Daniel Izeddin fue el culpable de este regalo tan bonito de poder volver a visitar mi infancia y adolescencia en Móstoles. Las fotos son de @seanphotos
¡Saludos Malignos!
Autor: Chema Alonso (Contactar con Chema Alonso)  

Leave Your Comment